jueves, 18 de octubre de 2012

PRIMER EPISODIO: OSLO apuntes sobre el dialogo de paz colombiano 2012

DIFERENCIAS DE FORMA
Luego de tener a los colombianos y buena parte de la atención del mundo en la rueda de prensa en Oslo, Noruega Los dos quipos o mesas representantes de los nuevos diálogos de paz de colombia demostraron dos estilos diferentes entre ellos pero fieles a si mismos. Uno expreso, institucional, diplomático, conciso y disciplinado por parte de la mesa del gobierno nacional, lo cual sumado a las malas preguntas de algunos periodistas no logro resolver completamente la curiosidad y la confusión que generó los comunicados previos de parte y parte. Del otro lado las FARC-EP se mostraron abiertas, flexibles, informales.
Mientras De La Calle chocaba abruptamente cada pregunta de los periodistas dejandolos casi en el ridículo por dilapidar sus preguntas con la insistencia en temas repetidos, los representantes de las FARC-EP se notaron muy cómodos y dispuesto a la interlocución con los periodistas al punto que parecían proponer una tertulia, solo falto servir el café colombiano en la mesa. Ese alargue en las respuesta aburrió o exasperó a los canales privados de los colombianos y haciendo cuentas decidieron ahorrarse el costoso tiempo de tv para cortar la señal de un acontecimiento de primer nivel para la vida nacional y continuar con su parrilla de programación usual repleta de melodramas de extrema cursilería de las telenovelas del medio día.

Sobre el papel de los periodistas recomendamos este artículo


DESENCANTOS
Para los hinchas de las FARC-EP fue motivo de desaliento escuchar a un gobierno que no esta dispuesto a reflexionar y discutir la estructura del estado, el modelo económico, la ideología, así como los defensores de la institucionalidad quedaron perplejos al apreciar una guerrilla con ambiciones profundas, una guerrilla con tono de dignidad, con justificaciones de su proceder y denuncias claras, aunque suenen envejecidas para los que creen en el fin de la historia. Para ambos bandos los diálogos lucen prematuramente perdidos.

Pero antes de darlos por perdidos es alentador recordar que gobierno e insurgencia llegaron a Oslo para avanzar a la segunda fase del proceso que se inicio en enero de este año 2012, es decir que a pesar del océano de desacuerdos que hay, los unos y los otros han trabajado por construir medios de contacto con resultados concretos como lo demuestra la agenda con la que se esta iniciando esta segunda etapa del proceso.
Un punto más importante a tener en cuenta es que estos temas, estos drásticos problemas de colombia como modelo económico, no deben tratarse entre un puñado de representantes de dos instituciones del país -así las FARC-EP sean ilegales para el gobierno colombiano son una institución- Estos son temas que debe resolver la sociedad colombiana en su conjunto por tanto ni un bando ni el otro deberían afligirse porque estos temas no se resuelvan en el dialogo de estas mesas, todo lo contrario, sin asumir preferencias por alguna postura esto sería la falta mas grave a la democracia y al pueblo colombiano entero.

Las posiciones de ambas mesas han desanimado a quienes creían que estos diálogos van a resolver a colombia, pareciera que muchos ingenuos desde ambas orillas esperaban que los negociadores desenredaran al país, se ilusionaron quizás con las mejores intensiones con el sueño de que estos meses de dialogo nos entregarían las instrucciones para que colombia armara la paz; se olvidaron que ningún pueblo debe marchar al son que le impongan unos cuantos.

OBJETIVIDAD
La rueda de prensa nos ha dejado claro que la negociación que estamos presenciando no busca el fin del conflicto, no busca acuerdos totales entre el gobierno y las FARC-EP sino cambiar las formas del conflicto. Trasladar las diferencias políticas a las tribunas constitucionalmente reservadas para ello y con los métodos constitucionalmente válidos.
Para el gobierno esto quiere decir que las FARC-EP depondran sus armas para que se adapten al sistema democrático y participen a través de él para la consecución de sus objetivos de poder. Pero para las FARC-EP aun no nos queda claro que quiere decir ya que ellos no están dispuestos a caer de nuevo en la trampa repetida en colombia, no van a dejar sus armas por una promesa.

Ahora, lo que nos cuesitona son los cinco puntos que han acordado discutir. ¿Si ningún punto de la estructura del estado colombiano esta en discusión, ni las políticas de estado ni modelos económicos entonces como podría lograrse la consecución de esos cinco puntos?

De a calle nos dio una pista, respondiendo a una pregunta dijo que la constitución de colombia es tan basta que da cabida a desarrollar el proceso y la solución a estos puntos, con lo cual De La Calle esta diciendo que todo puede resolverse en un estado social de derecho, que es lo que en el discurso busca fortalecer el gobierno colombiano.
Ivan Marquez nos dio otra pista cuando menciono la larga lista de actores sociales, sus intenciones buscan incluir a más interlocutores en este dialogo, sumar a las mesas representantes de organizaciones sociales; algo que parece que no contempla el gobierno nacional.

Si parece que no estamos llegando a muchas conclusiones es proque esta es nuestra principal conclusión, el pais requiere ser cauto en sus afirmaciones en un proceso que apenas esta iniciando. Este es un episodio que no debe definir victorias o derrotas, fracasos o éxitos, este es un episodio que solo busca comunicar al país sobre un proceso muy restringido que requiere el mayor apoyo posible de quienes deseamos un logro que beneficie la vida de los colombianos.

las mayores conclusiones que nos atrevemos hacer es que nos queda claro que para el gobierno la paz quiere decir que las Farc se acojan a la oportunidad que el gobierno les ofrece para hacer parte del estado social de derecho que -se supone- es colombia, y para las farc la paz quiere decir que deben existir cambios profundos en el pais, idealmente fundar un estado nuevo de perfil comunista.

COLOMBIA SE CONOCE ASÍ MISMA EN LA HABANA Y EN OSLO
Un dialogo de paz no se hace entre víctimas inocentes, ambos son culpables, ambos deben reconocerlo, ambos deben ceder, ambos deben adquirir compromisos, reconocer errores propios y aciertos en el otro. Lo que apreciamos en Oslo nos recuerda que la paz es un objetivo tan alto que para alcanzarlo se requiere una entrega total. Creemos que colombia tuvo un sano golpe de realidad, lo que escuchamos fue la postura de dos colombias con posturas muy diferentes y con expectativas también diferentes pero que aun pueden encontrarse en mitad de algunos caminos, que no son los caminos de la paz definitiva sino solo del cambio del escenario y los métodos del conflicto. Dos colombias que empezaron a dialogar y esto ya es una ganancia para un país que se empeña en enmudercer y negar al otro y cuando no logra hacerlo no considera mas alternativa que su muerte. Por encima de lo que suceda con estos diálogos, más allá del final de estos, en Oslo inicia una oportunidad más para que colombia conozca a colombia.

Etiquetas: , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal