domingo, 17 de mayo de 2009

Por Spam

El mismo mosquito está ahi en la pantalla de mi compu como en el libro. "Y los bichos revoloteando alrededor de la lámpara que es una de las muchas maneras de contestar el absurdo" y me pregunto porque hoy ha habido tantos animales en mi computador. Los delfines se llaman por sus nombres, los pájaros planifican el futuro y youtube se ha chupado mis ojos. Y me sigo preguntando si todo tiene un sentido y si es necesario que esto que escribo llegue a algun lado. Y asi mientras, entra la música de Bob Marley que me sopla mis oidos, y recuerdo que tengo un cd de Chopan a la espera, que debo quemarlo, Elena los tiene inventariados¡ Y asi tambien el inventario de mi sala: Botella de vino española que mi hermano no deja tocar, reclamando por algun derecho que no tiene ninguna justificación legal de que es suya y el cual hemos respetado como a la misma Ley; cuadro de pintor Arturo que fumó con Gonzalo Arango bareta en sus exposicones. "por eso no pregresó" decia mi padre, Arturo, un viejo barbado que busqué desde niño y que conocí ya grandecito en el Parque del Periodista, se presentó como anarkista y luego me salió con el tiro de que los nadaistas se quitaban las novias entre si, d eque Angelita o como se llame era una sinvergûenza por meter con otro mientras Gonzalo dejaba a Medellín a solas y sin él; y también ahi una tv enorme que compramos pa ver el mundial del 94; y la cocina bien diseñada que se roba los alagios de las señoras y de aquellos amigos que ya están en la edad de vivir solitos, y el comedor, vaya¡, y este puto computador que amo como a mi moto y que saca un error a cada momento y los muebles Luis XV que nos vendió un señor rico metido en los lios del bazuco, y ya está que acabe cone este inventario y con estas tremendas ganas de dejar algo escrito en este domingo jaquecudo donde me la he pasado pensado en una mujer que movía su cola como sólo la mueven las chicas de esta patria y a la cual le respiraba maliciosamemte en su cuello ayer mientras me movía con estos genes latinos que me ayudarán en los bares europeos a levantar chicas. Y agradezco de nuevo a Cortazarr por haber escrito el Libro de Manuel y hacerme creer que la revolucìón tiene su toque de torpeza y que las cosas finalmente no llegan al lugar donde se esperaban y de que la literatura es tan rápida y locuaz como lo pueda ser tu cabeza, que hoy es como medio atontada y medio alegre.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal