viernes, 18 de diciembre de 2009

EL EXITO NO ES PARA LOS INTELIGENTES

Las personas mas afortunada en este mundo son las que más fortuna poseen, o dicho de otra manera en el sistema capitalista hay mayor bienestar para quien tiene más dinero, de eso se trata ¿o no? La manera como funcionan las relaciones humanas es al tiempo para muchos la manera en que funciona el mundo mismo. Esos muchos son personas que a su acomodo aplanan los términos y los sentidos de las palabras y las cosas. Así para ellos y ellas el presidente es el país, la iglesia es dios, la policía es la ley, la ley es la justicia., la coca es cocaína. Pero ni el mundo funciona por naturaleza como funcionan las relaciones de la humanidad ni las relaciones de la humanidad se limitan a una expresión. El sistema capitalista esta interiorizado en la mayoría de las personas de nuestra sociedad como paradigma del mundo, razón por la cual no se atreven siquiera a imaginar un solo cuestionamiento sobre este, así como algunos no dudan sobre su dios o sobre los jueces o sobre la ciencia o sobre las decisiones de las mayorías.

Para obtener dinero no es necesario ser una mente brillante. La tarea de acumular dinero más bien exige de otras habilidades, a las que se consideran virtudes para los pocos que acumulan ese dinero y para el resto de la masa ingenua son consideradas pecados, de esta manera también mantienen a raya a la pequeña competencia codiciosa.
El triunfo para los admiradores de este sistema esta reservado para quienes roban recursos y medios a otras personas, ya que estos recursos y medios son limitados y quienes los acumulan usan mas de lo que realmente necesitan dejando damnificado a otra persona que carece de ello, para superar esto nuestro acumulador debe deshacerse de su sentimiento de culpa, una habilidad importante, y si quedan remanentes de esta propaganda judeocristiana esta misma costumbre pone a su mano la caridad; como el trabajo no cesa todo explotador debe ser tenaz y constante en su tarea. Como vemos el sistema promueve el robo, el saqueo, la explotación. En la mayoría de los casos los propios ladrones explotadores y saqueadores ignoramos que lo somos y también en la mayoría actuamos con ambivalencia en el sistema, somos explotadores y explotados alternativamente, presionados a interpretar estos dos roles en nuestra sociedad.

Si desea ser rico despreocúpese de ser inteligente, hay una sola verdad que debe conocer y esta que estamos mencionando. Todos los ricos descubren esto y de aquí en adelante usted solo debe deshacerse de culpas y demás sentimientos que le impiden el progreso y poner marcha pujante a sus intenciones de acumulador y multiplicador. Le recomendamos que sea dentro del marco legal, así evita mayores sentimientos de culpa y gozara de mayor aceptación popular e incluso rebaja de impuestos.

Este sistema privilegia a los ricos, ser rico no esta relacionado con ser culto o docto. El sistema no es para poetas, poetisas, músicos, activistas, críticos, filósofos, ociosos, solidarios. El sistema capitalista no es para los débiles, máximo para poetas-ladrones, músicos-ladrones, activistas-ladrones. Tenemos que cambiar nosotros mismos pero finalmente el sistema caerá, finalmente tendremos que cambiar el sistema, pues el sistema esta mal.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal