lunes, 26 de octubre de 2009

LA IDENTIDAD ES PLURAL

En la entrada anterior “la democracia entendida en Colombia” enunciábamos que en el país se vive una tendencia nacionalista, claro está no intentamos asegurar que se trata de un nacionalismo oficial, decimos esto con el objeto de subrayar algunas características que conforman un verdadero régimen de gobierno nacionalista y hacen parte del imaginario y la actitud de gran numero de habitantes del país, es un síntoma que no nos atrevemos a pronosticar si algún día desembocará en un nacionalismo declarado pero que de igual forma es latente para cualquier mortal, Bueno eso decimos nosotros, pero seguro gran numero de personas no comparten esta percepción …y análisis, por parte de diversos intelectuales, periodistas, politólogos o simplemente ciudadanos, como otraEZcuela. A propósito son los espacios de opinión a través de los medios más populares de comunicación lo que ha permitido mayor expresión de una visón crítica o una postura resuelta de oposición en Colombia, provenientes de diversos bandos e individualidades. Vale aclarar, cuando nos referimos a medios de comunicación no nos referimos a canales específicos de comunicación, ya que esta idea se ha popularizado entre el común; es decir, un medio masivo de comunicación es la radio, un canal es una emisora especifica, una estación radial.
Volviendo al nacionalismo, lo que pretendemos en esta entrada o post es cuestionar el valor de la identidad, y la fuerza que tiene en diversas regiones del mundo. Estas identidades colectivas o sociales no solo se da como nacionalismo, ni siquiera solo dentro de esferas políticas, sino en cada faceta que un sistema de compilación humana lo permita, como la religión, el sexo, la nacionalidad o quizás algunos de menor alcance como el barrio donde se vive, la talla, altura, peso, preferencia musicales, y un largo etcétera, de posibles identidades distinguibles a partir de la clasificación humana.

El pensador Estanislao Zuleta y también el humorista Jaime Garzón entre otras no tan celebridades han encontrado que es difícil definir la identidad de Colombia, esta dificultad es histórica cuando se trata de definir el término de Nación. Por eso Jaime Garzón resolvió definir a Colombia dentro de parámetros comunes y fácilmente medibles como el territorio que compartimos, el idioma, las tradiciones, la cultura y la historia. Zuleta declara que la identidad como país se resulte dentro de un marco latinoamericano, es decir nuestro intelectual ha resuelto que la identidad de Latinoamérica es una sola y a esta región debe valorársele con una identidad común entre los países que la integran, una identidad que se rastrea desde sus raíces históricas y culturales, comprobada por el contexto actual y el devenir de su historia y con la constante de una realidad común. En base a esto podemos pensar a Latinoamérica dentro de una descripción de “nación”, una región de países nación.

Personalmente me esforcé en varias ocasiones por hallar solución a esta incógnita, las experiencias y testimonios como el de Ernesto “El Che” Guevara me acercaron a esta visión pero no de una manera tan clara y satisfactoria como la salida que halló Zuleta, que a mi parecer la juzgo genial en parte por su simple solución, así son los destellos de verdad filosófica.
Lo que hizo Zuleta escapa a las maneras tradicionales que usualmente implementamos para categorizar y clasificar, Zuleta se percato que la identidad no es definida por características estrechas y encasillandoras, la identidad se construye de infinidad de características, un ser humano contiene y se define por gran número de caracterizaciones, todas las personas nos desenvolvemos en más de un plano. Aquí es donde se aclara el asunto de esta entrada. El Nacionalismo es fuerte, popular y peligroso y todo esto definido bajo la idea de una sola identidad, así, luego de la identificación se desprecia todo aquello que es diferente, esta reacción contra la diferencia es un ataque directo a la democracia, siendo al diferencia uno de sus principios. Muchos de los conflictos violentos actuales e históricos se explican bajo esta visión de identidad por eso es necesario ampliar este concepto, enriquecerlo y trabajarlo, de allí nuestra preocupación como colectivo por su difusión. La identidad de todo ser humano es plural y no singular, se define por una suma de caracterizaciones y facetas. Cuando nos tomamos la ligereza de encasillar a alguien por una sola de sus características estamos iniciándonos como sectarios, de allí el camino es en bajada y rodando por el despeñadero de la censura, la exclusión, la polarización, en suma la perdida del respeto y el respeto es crucial para la practica de los derechos humanos. Por estas razones OtraEZcuela siente prurito con todas las campañas oficiales y no oficiales que se generan desde le gobierno, la empresa privada e instituciones de otro carácter promocionando el sentir patrio, el orgullo colombiano cuando ni siquiera se puede conocer en concreto el significado de esto, es un juego abstracto donde cada mente descifra a su gusto los términos guiados por algunas pistas de propaganda oficial de mal gusto y mal elaborada cuando recurren a lugares comunes, a muletillas y la explotación de los malos estereotipos: barbarie antropológica. Nuestras espaldas húmedas de sudor frío se vuelven toboganes por donde bajan raudos los escalofríos cuando el asunto es tomado en boca del decir popular, y es cuando el ciudadano común se deja sumergir en este pozo oscuro y profundo donde la única alternativa es simular la realidad en base a los susurros que nos dicta el gran hermano a nuestro oído. Si jugamos a la novela negra, somos individuos ahogados en una pozeta de agua, nuestro torturador nos levanta por unos segundos para que respiremos un aire escaso y escuchemos sus convicciones que entran a nuestro organismo como ese aire y allí dentro se convierten en verdad. Para esta escena no falta sino el péndulo poetiano. Al país lo ahogan y a falta del torturador pareciera que se ahoga sola, crea una realidad violenta que se agrava* por desconocer, entre otras cosas, la riqueza de nuestra propia identidad.

RECOMENDAMOS LEER EL ARTICULO "Identidad y violencia. La ilusión del destino"

*Curiosidades: en este país solo prosperan los problemas y los ricos.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal