viernes, 29 de enero de 2010

QUE SE HA ESCRITO SOBRE LOS BARBAROS

Vargas Vila abre grande sus fauces, el prefacio y los primeros capítulos de “ante los barbaros” esparcen su aliento lírico, sus dientes nos lanza bien adentro de su metabolismo, abismo donde el lector es cómplice a cada verso del autor en el que descompone a su víctima con los ácidos de su prosa. Estamos en el sistema digestivo de un monstruo literario que no le teme a nada. Cuando se alcanza el punto final de “Ante Los Bárbaros” nos queda un olor a mierda, los detritos de los Estados Unidos de América.

Son 24 capítulos los que llenan el libro, breves como acostumbra el escritor. Comentarios poéticos, románticos, cada linea se encarna en verso y es enjuagada con fervor y pasión, encima de esto, como una receta de dulce para golosos de la invectiva, está la cubierta con la fuerza de un espíritu inquebrantable que sostiene su pluma como lanza, no como Longino quien clavó en la carne, sus víctimas perecen en la Historia, la tinta corrige la sangre. En el centro, debajo de todo este confite yace la dignidad de un hombre latinoamericano que no cesó de luchar. Para rematar, los golosos son atraídos por la brillante envoltura de sus referencias clásica latinas y griegas, muestra de su conocimiento por sus mitos, sus personajes y sus tragedias. Luego de esta entrada para los tragaldabas a especia de gastromonografia – damos disculpas a los que estén en dieta- quememos las calorías ganadas en el asunto, procurando por el escrutinio político ante el literario.

Muchos cantos, muchas visiones esputa Vargas Vila, el chaman en trance grita Pueblo, Victoria, Libertad, Tiranía, Dolor y apunta finalmente a algo: Deber y Verdad. La misión expresa de su palabra es atacar al Poder, revelarse al poder que devora débiles, así los bárbaros, los EU, han devorado toda Américalatina, iniciando el conteo de la ignominia con la Guerra Hispano-Cubano-norteamericana, de esta guerra Lenin diría que fue la primera güera imperialista del continente. Puerto Rico, Filipinas y la pequeña isla del pacifico Guam, hacen parte del botín.
Años en que pocos preveían los alcances imperialistas del “Bravucón del Norte”, antes que se levantaran Vargas Vila ya lo veía gatear, por eso intenta cumplir su deber con la verdad. Alerta, advierte sobre los propósitos expansionistas de los EU.
“capitulo 5...
y, esos pueblos creerán, porque el espíritu humano es ávido de fábulas, y, así se hace la Historia, una conspiración contra la Verdad, como dijo José de Maestre, y, así abre la Admiración el camino de la Invasión;”


El autor esta inquieto y escribe sus versos como una sirena de alerta, quiere envalentonar al lector y encender los corazones latinoamericanos
“capitulo 2...
es la hora del grito en las conciencias;
es la hora de arrojar sobre los corazones, la semilla de la Rebelión, del Heroísmo y de la Gloria;
es la hora del sembrador.”


Cuba, Panamá, Puerto Rico, Santo Domingo son las primeras conquistas de los norteños. Los 4 países caribeños se mencionan repetidamente a partir del capitulo 6, mas adelante en el texto se incluye a Nicaragua, Hawai y Filipinas como las travesuras que mas desprecia Vargas Vila en el año 1903, año de lanzamiento del libro.

Capitulo 7 “el conquistador avanza” y Latinoamérica duerme, ronca y los que permanecen despiertos elogian y gozan bajo la sombra aguileña.
Para el capitulo 8 comenta sobre la oportunidad de la gran unión latinoamericana como la única salida digna y reconoce tras seguidos comentarios las virtudes de los países americanos. Vargas Vila critica fuertemente a Latinoamérica pero con dolor, con intención que sus golpes despierten la fuerza que tiene la región. Se niega a creer que no hay posibilidades para el continente americano, de su enfermedad es el primero en descubrirla y de su salud el mas interesado en revitalizarla. Su lenguaje rudo y musical, como los primeros minutos de una sinfonía de Beethoven, es la medicina que le formula al pueblo latinoamericano, fue el escritor mas vendedor y mas leído de su tiempo; su lectura es difícil en el 2010 y seguro en 1903 tampoco era detalladamente comprendido por sus lectores entre los que se hallaban gente de condiciones comunes; es la fuerza y el orgullo de sus letras lo que cualquiera en cualquier tiempo leerá claramente. En Vargas Vila se lee el coraje de un hombre que tiene algo para gritarle al mundo y ese regaño lo escucha los oídos providenciales de León XIII hasta el arriero anónimo en la barahúnda del pueblo.

Todo conquistador precisa de un conquistado, y es mas fácil cuando este ultimo ya tiende a la servidumbre y la esclavitud, capitulo 9 y 10, parece que hay una inercia del vencido, donde el que cae y se levanta sufre de una fuerza tendiente hacerlo caer de nuevo con mayor facilidad, Vargas Vila afirma que Latinoamérica se ha acostumbrado a la derrota
“capitulo 10...
porque hicieron ídolos de los hombres y adoraron la esclavitud;
por eso heridos han sido los pueblos de america;
¡heridos de gangrena moral!
¡y mueren de ella!”


Capitulo 11 retoma el llamado a la unidad latinoamericana, si no hay unión somos débiles. Cuantas veces hemos escuchado esta frase, una premisa formulada desde las raíces de nuestros pueblos y repúblicas, doscientos años después y aun no la aprendemos como si nuestros oídos estuvieran sordos para estas palabras.
“capitulo 11...
no es posible otra solución;
¡vencer! Y, ¿nuestra debilidad?
pero, ¿por qué somos débiles?
porque estamos aislados, disjuntos y dispersos;
y, así extraviados, divididos, diseminados como tribus aventadas por el huracán de una maldición bíblica, somos un campo abierto a la conquista; y, con los ojos cerrados ante el abismo, nada pensamos, nada acordamos, nada hacemos para organizarnos ante la invasión de los bárbaros “



"¡¿qué?! ¿la tierra de la gente libre?
quien te diga eso es tu enemigo


Hay una mayoría enferma, indiferente, inconsciente dentro de el pueblo latinoamericano, dentro de este mismo pueblo se haya salud, acción, conciencia. Esto sugiere que hasta que la mayoría no se transforme la democracia no es el mejor camino para América, tal lo creía Simón Bolívar 80 años antes de Vargas Vila.
“capitulo 11...
en esta época menguada en que todo se empequeñece, hasta los más altos ideales, y, que entre la polvareda de una ruina total, nuestros pueblos parecen haber perdido todo: hasta la conciencia de la Vida … (y continua adelante en el mismo capitulo) es necesario reaccionar contra la inercia suicida de esos pueblos, que renunciando a las justicias humanas, parecen esperarlo todo del milagro, y, sólo traen con su marasmo, un acrecimiento mayor de sus calamidades;
es necesario arrojar al abismo el hacha ya mellada de las ideologías, e ir directamente a la acción”


Hay un tema bien interesante que parece ser olvidado en nuestro tiempo oscurecido por la sombra de las injusticias que se cometieron por sociedades racistas, hoy hablar de razas humanas parece ser un nuevo tema tabú, y los científicos nos han demostrado que el termino no existe para categorizar los humanos, no era así aun en los años de Vargas Vila que aunque podemos eliminar el termino de raza de su discurso sus ideas son bastantes descriptivas, claro esta, hay que actualizarlas dentro de las ciencias sociales y la biología.
En el capitulo 13 escrutinio la historia y la identidad de los pueblos originales que desembarcaron en América, el autor esta convencido que existe una herencia en el carácter de los pueblos, desea encontrar en la historia las huellas de los pueblos las huellas de identidad, las mismas huellas que ayudaran a entender nuestra identidad actual, en el caso del autor la actualidad es alrededor del año 1900. Para Vargas Vila es repugnante afirmar que hay razas superiores a otras, la ciencia le ha dado pruebas para rechazar esta inepta teoría. El tema de la raza es visto por el autor como el acumulado de actitudes y personalidades que ayudan a resolver la identidad y a comprender las respuestas de los pueblos ante las nuevas circunstancias. Mas interesante y difícil abordar el tema ante el experimento en ebullición que fue el continente americano, un laboratorio social, étnico, cultural. Vargas Vila vio América como el decorado para la lucha de dos grandes razas.
“capitulo 6...
son los hombres del Norte...descendientes de los Normandos...los hijos de los Teutones...descendientes de los peores mendigos de Albion y de Germania... Cartago vive contra Roma...hoy el alma latina esta vencida”


Vargas Vila se refiere a la barbarie en dos sentidos. Bárbaros los pueblos apartados de la civilización y la educación clásica europea, bárbaros como un purismo salvaje; en otro sentido denota lo bárbaro en relación al exceso uso de la violencia como principal recurso, un bárbaro que agrede, atropella cruelmente.
“capitulo 13...
nuestra salud, nuestra fuerza de pueblos vírgenes, es la garantía de nuestra individualidad;
pueblo que nace civilizado, nace enfermo; haber nacido bárbaros, es nuestra fuerza;
lo que hay de enfermizo y, de morboso en nosotros, nos viene de las razas afinadas que nos dieron su sangre;
nuestros defectos y, nuestras virtudes, nuestras debilidades y, nuestras energías, fruto de nuestras mezclas étnicas y de las infiltraciones extranjeras, nos hacen un grupo aparte, matizado y, cambiante, incalificable e inabarcable;
somos amarillos y, berberiscos, africanos y, celtas; confinamos etnológicamente, con los nipones y, los hotentones, con los iberos y, con los chibchas, con los artabros y, los aztecas; llevamos el atavismo de todas sus religiones, de todas sus civilizaciones, de todas sus barbaries;
nuestra historia está allí para gritarlo”



El manejo de la palabra bárbaro se puede entender como una contradicción, por eso hace falta aclarar sus sentidos, algo parecido pasa con el uso de la palabra imperialismo, nos dice que los Estados Unidos son imperialistas, pero en el capitulo 20 Vargas Vila aclara que en realidad lo que Estados Unidos hace no es imperialismo sino algo mas ofensivo, parece que la palabra imperialismo no es un insulto muy bueno y decide atacar con otros términos. Adelantemonos al capitulo 20 para ver esta idea
“Capitulo 20...
el Imperialismo es el olvido de las tradiciones gloriosas, y, la apostasía de los viejos principios de la Libertad y del Derecho,
que habían hecho hasta ayer, la fuerza y, la Gloria de esa democracia portentosa, convertida hoy, en un Imperio de mercaderes, el cual la infame pequeñez de un hombre, ha hecho el más esplinético libelo terrestre, contra la libertad;
el Imperialismo, es el Cesarismo;
el Imperialismo es el cáncer que ha de matar la Democracia yanqui;
Roosevelt, Taft, Rooth, Wilson, son ese cáncer;
son Césares en fermento;
Césares sin genio, pero que a falta de genio, tienen audacia “


God bless USA

Vargas Vila creé que el poder de los EU esta mas arriba o amas abajo -no sé como se jerarquiza esto- que el imperialismo, así que decide bautizar a EU como Filibustero, y entender esta diferencia es clave para combatir la imagen de este país, tanto que llamarlo imperio suena a un halago. El autor no esta dispuesto a dejar pasar una violación mas de este país, al menos hace prevalecer a salvo nuestra gramática. La diferencia entre estos dos títulos nace del nacionalismo megalómano yanqui, una caricatura del patriotismo llevada al extremo del fanatismo, este delirio de grandeza es característico en todo lo que hacen los gringos y para esto Vargas Vila escoge otro termino, Jingoísmo.
“Capitulo 15...
el de Inglaterra, es Imperialismo;
el de los Estados Unidos, es Filibusterismo;
el Imperialismo inglés, es un sistema violento;
el Filibusterismo yanqui, es un diletantismo sangriento;
el Imperialismo inglés, es el designio de un pueblo; el filibisterimo yanqui, es un Sport de salvajes;
lo que en Inglaterra es una doctrina, es Estados Unidos es un paroxismo;
esa megalomanía de advenedizos, ebrios de fuerza, no es sino la locura del pillaje y, el delirio de la prosperidad; …(y continua adelante en el mismo capitulo) el sentimiento de megalomanía brutal, del robo como sport, es lo que diferencia el filibusterismo americano, de todos los imperialismos de la tierra”


afiche con silueta muy parecida al mapa suramericano

Volvamos atrás al tema de las razas propuesto por Vargas Vila en el capitulo 13 que a propósito es el mas extenso acumulando 20 paginas dedicadas al elogio de todos los pueblos que fueron barridos hasta América en el triste capitulo de la conquista.

Capitulo 14 no inicia muy optimista, el autor se presta con urgencia alertar sobre su propio tiempo al que siente que el peligro de los bárbaros filibusteros arremete mas que antes. Pero indiferente de lo que sucedió en esos años este es un testimonio que nos recuerda que el presente siempre nos apremia con urgencia a la acción, finalmente es el limite donde se desarrollan nuestras obras y es el mas corto de los tres tiempos conocidos ¿no nos parece ahora, año 2010, que deben tomarse acciones con urgencia como si fuera nuestra ultima oportunidad como sociedad?
En el presente de Vargas Vila hay dolor por los casos de Santo Domingo y Haití, Las cabezas de este ataque filibustero son Wilson Y Roosevelt. Que gran coincidencia, en los días en que Haití sufre por un devastador terremoto y los pastores fanáticos gringos hablan de un pacto de ese pueblo con el diablo, la basta abrir un buen libro de historia para recordar quien es el demonio que ha chupado las riquezas del alma de la nación Haitiana.
Vargas Vila siente rabia y dolor contra los pueblos postrados por la fuerza, no porque sean vencidos sino porque estos de rodillas adoran a su vencedor. Rabia contra el periodismo que le hace gala al poder yanqui y confunde a los pueblos y fomenta la docilidad y la indignidad. Rabia y rechazo a la falsa unión, mascara de la conquista diplomática, el Pan-americanismo.

Capitulo 19 se lanza contra Europa, un poder senil que sufre de parkinson y alzheimer. Europa completa tiembla de miedo y olvida sus principios de libertad.

Capitulo 21 pone de nuevo sus pies en América latina, esta vez trata el desequilibrio de las políticas internacionales y las políticas internas de sus países
“Capitulo 22...
-Aliarse, es completarse;
la política exterior de una gran nación está toda en la elección de sus aliados, como su política interior, está toda en la elección de sus gobiernos;
el problema interior se resuelve por la libertad; el problema exterior, por la seguridad;
ser lo más libre posible dentro, y, lo más fuerte posible fuera, tal es toda la política de un gran Estado;
el despotismo adentro, y, el aislamiento fuera, son en una nación, señales inequívocas de debilidad y, decadencia”




Los hombres y las mujeres en ocasiones siguen hablando después de muertos como si aun continuaran viviendo nuestro mundo. Esta cita escrita hace 100 años describe un problema de la actual colombia; un completo aislamiento entre sus hermanos latinoamericanos y una constante violación de los derechos humanos en territorio nacional. Ya hemos transitado algunos parajes de la historia pero leer libros como “Ante Los Bárbaros” nos hace sentir estancados en el río del tiempo, el reloj ha dejado de cumplir su tarea y el cambio, la transformación y el movimiento solo se perciben en la cara de la enfermedad y la muerte. Latinoamérica y en especial colombia ha quedado petrificada en el tiempo como un fósil en la tierra, como una momia entre la arena.
“Capitulo 16...
si no hay ya, en ciertos países de nuestra América, hombres que sepan cómo se muere, es necesario que se sepan siquiera de qué se muere;
es preciso que ciertos pueblos nuestros, como Colombia, que han huido arrojando las armas al pie del enemigo, sepan que si por su cobardía han escapado de la gloria, no han escapado de la muerte;
han renunciado al Honor, pero no al sepulcro;
el yanqui va tras de ellos, los ultimará de rodillas, ya que no supieron resistirle puestos de pie “


En estos devenires del tiempo, en la desdibujada ruta de la historia hay ocasiones que el leer el pasado es igual a leer el presente, básicamente es la sensación que me va dejando a cada hoja de la lectura de Ante Los Bárbaros. El presente de esta reseña nos muestra a la república de colombia aislada ideológicamente en la región de países, colombia es el país con mayor perfil proyanqui de Latinoamérica y tiene como vecino en sus fronteras orientales el país de Venezuela, el cual es el mas radical de los oponentes gringos en Latinoamérica. Esto sin duda ha causado una tensión permanente entre Bogotá y Caracas que se agudiza con el tiempo. Este panorama no es muy amable y hace tomar en serio la posibilidad de un enfrentamiento armado entre países hermanos. Las bases militares gringas es la muestra mas grande de la traición de colombia a sus hermanos, no le basto con traicionarse a si misma. Venezuela mientras tanto invierte en armamento
“capitulo 22...
nadie se arma para la paz;
en proclamar la paz a horcajadas sobre un cañón puede haber oportunidad, pero no la sinceridad;
las coaliciones piden, ejércitos permanentes, piden la guerra; un ejército combate o se corrompe”


Esta cita de tinte profético usada aquí para referirnos a las actuales relaciones entre colombia y Venezuela, fueron escritas por Vargas Vila en referencia a la Triple Alianza del Pacifico, constituida por Argentina, Chile y Brasil. ¿con quien se unió colombia? No lo hizo entonces y no lo hace ahora. No se puede definir que la relación con EU es una unión entre países, no puede sufrirse tal ilusión rayana con la imbecilidad, sin embargo hay muchos que se atreven a retar los limites; para estas personas nunca llegara el día ni el hecho que les demuestre claramente que su amada colombia es tan solo un postre para el gloton de los Estados Unidos. No faltara mucho para una Orden Ejecutiva de Santa fe de Bogotá, tal cual denuncia Vargas Vila el desparpajo al final de libro un hecho contra hoy República Dominicana, la Orden Ejecutiva de Santo Domingo firmada por Knapp en 1918. Aunque OtraEZcuela guarda las esperanzas que colombia siga en sus rodillas ante Estados Unidos y con este gesto de infinita docilidad evite las molestias diplomáticas.

“Capitulo 23...
gobierno militar de santo domingo, Orden ejecutiva: (tomado del sitio web haitiforever.com/windowsonhaiti/haiti_oc_series_01.shtml) “The original of this proclamation, signed by Captain H. S. Knapp of the U.S.S. Olympia, contains marginal annotations in the hand of Woodrow Wilson. A censorship decree followed, and, on December 4, Executive Order No. 1:
It being necessary to the purpose of the occupation that the offices of Secretary of State of the Departments of War and Marine, and of Interior and Police, be no longer administered by Dominican citizens but be administered by officers of the United States forces in occupation,
It is ordered that until further notice Dominican citizens are ineligible to hold, and cease to hold, such offices, which are hereby vested in Colonel J. H. Pendleton, U.S.M.C., Commanding the forces of the United States on shore in Santo Domingo.
H. S. Knapp,
Captain, U. S. Navy,”


El capitulo final, capitulo 24, Vargas Vila hace mencion sobre otros arreglo juridicos impuestos por los estados unidos:en cuba la Enmienda platt (www.laguia2000.com/cuba/la-enmienda-platt) colombia el tratado de 1846 por el canal de panama (www.acj.org.co/activ_acad.php?mod=separacion%20panama)

Etiquetas: , , , , ,

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

hermano ospina...
su prosa deja las invectivas literarias de vargas vila como fatuos caprichos filosoficos...

os felicito heredero de la estirpe POE..

22 de febrero de 2010, 10:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal