jueves, 7 de enero de 2010

UN AÑO MAS PARA EL PLANETA

OtraEZcuela vuelve de aguafiestas en que algunos brindan entre la alegría moderada y una felicidad de bárbaros naufragando en alcohol. Respecto al año nuevo no mantenemos muchas esperanzas que depare un futuro brillante, todas ellas las perdímos luego de hipotecarlas, la banca se ha quedado con ellas, los gobiernos, las multinacionales, la oligarquía, la historia, el presente, los dirigentes, los dirigidos. Se nos ha agotado la esperanza, igual que la fe y nos sentimos bien. A veces por supuesto nos preguntamos si debímos quedarnos con ellas, guardarlas bien, atesorarlas como hace la mayoría, sus caras demuestran mas alegría que la mía, les podemos ver totalmente despreocupados por su propia suerte y la de sus semejantes. Ignorar no trae angustias frente a la vida, eso ya lo sabemos y el conocimiento las trae todas. Quienes sufrimos de esa angustia sentimos que cargamos con la angustia de cada persona que ignora su carga. Como si a cada uno le mereciera unos kilos de ese peso, nosotros cargamos el peso de otros que prefirieron, sin darse cuenta ni siquiera de su decisión, abstenerse a ver el mundo diferente al espectáculo que nos venden. Por eso nos interesa tanto abrir los ojos de los demás para que aprecien este paisaje que no suele ser muy popular, ya es hora que otros ayudemos a Atlas a soportar el mundo. Realmente en estos momentos de año nuevo las personas esperan un cambio respecto al año que termina inmediatamente, no queremos ni atrevernos a echar un vistazo a este enredo de la sicología colectiva, al misterio de desear un cambio al tiempo que declaran que todo va bien y mejorando ¿a cual cambio se refieren? ¿quien hará ese cambio? La falta de respuestas concretas suele infectar la opinión del colombiano promedio y así en en otras coordenadas del globo. Somos un gran pedazo de la torta señalados como No sabe/No responde. El mal manejo a los medios de comunicación, la propaganda estatal, el entretenimiento del capitalismo, la urgencia por resolver los problemas inmediatos mantienen al ciudadano; aunque es mas apropiado decir al publico con los ojos fijos en un mundo proyectado desde sus espaldas. El cine es mas divertido cuando uno es consciente de dejarse engañar y se vuelve triste cuando realmente pensamos que allí adentro hay pequeñas personitas de verdad.
Pero hoy no nos preocupa las relaciones humanas, la política; finalmente la humanidad es solo una especie, hoy nos ocupa las consecuencias de ignorar la vida real mas alla de nuestras sociedades y juegos de poder. El planeta tierra tiene un problema: Nosotros, la humanidad. En nuestra lucha por sobrevivir hemos amenazado la existencia de casi todas las formas de vida existentes que conocemos y a gran velocidad. La extinción es natural pero no lo es la extinción que esta causando el ser humano. Nuestras sociedades están en relación con el planeta y con otras formas de vida que habitan el planeta, si la política se define por la relación entre los seres humanos, y esas relaciones afectan todo en la vida de los individuos que hacen parte de un grupo, colectivo o sociedad, existe también una relación humana con otras especies, otros seres vivos y con el planeta mismo. Nuestra poder no concierne solo a nuestra especie, hemos desarrollado tanto nuestra capacidad de afectar la tierra sin tener clara una responsabilidad frente a este hecho y cada acción que lo conlleva.

Otraezcuela plantea la necesidad de crear una materia de estudio específicamente para las relaciones de poder del ser humano con su planeta tierra. Algo que responsablemente debimos plantear hace mucho como especie en interacción con otras. Aunque como nuestra propia política de especie ha fallado no apostaríamos a que no fallara esta, pero aceptar la responsabilidad bastará para darle sentido a esta nueva política que va mas alla de nuestras preocupaciones. Necesitamos una política que nos plantee las relaciones de nuestro sistema de sociedad con el sistema natural del planeta, una política ecoplanetaria que ponga en practica una nueva relación del hombre con el mundo de una manera clara y obvia, una materia de estudio en las universidades, un logro para el semestre, si no se hace de esta manera el hombre y la mujer que vive sin filosofía no se dará cuenta nunca que cada acción suya tiene un efecto sobre la tierra durante toda su vida e incluso su muerte, desde que cambia su liquido amniótico por oxigeno hasta que su féretro es incinerado para hacerlo CO2. Ya existen disciplinas, áreas de trabajo y grupos que se preocupan por una amplia red de problemas en esta dirección: muchos científicos y ciudadanos, sin embargo no los suficientes, defienden los derechos de los animales, advierten sobre el peligro que nuestras acciones representan para el planeta o ciertas sistemas naturales pero no existen leyes ni una actitud real que reconozca para toda la humanidad la importancia de estos asuntos. Esto conlleva promover una conciencia humana que asuma al animal o a un árbol o incluso a una roca como un protagonista importante para el desarrollo de la vida y no aceptarlo de la manera egoísta inherente en el ser humano, la cual siempre nos lleva a instaurar la lógica que algo es bueno solo cuando es bueno para nosotros. La preservación de un organismo animal o vegetal debe ser importante porque se trate de el. Solo eso debe alcanzar para nuestro compromiso con el planeta. No porque es bueno para nuestra vida sino por que es bueno para la Vida misma, sin que esto ponga en riesgo nuestra propia existencia como especie. Aunque si me preguntan la extinción del hombre seria una fiesta para el planeta. Pero no se trata de expresar nuestro nivel de misantropía; pues ese nivel de misantropía crece a la velocidad de la tasa demográfica; mejor proponemos un ejercicio de idealismo utópico, no pensar como el mundo es sino como debería ser.

Groenlandia es un país que carece de industria, de agronomía, de ganadería, de autopistas para autos debido a su naturaleza, su superficie es de 2.166.086 km cuadrados y aun así contamina mucho menos que cualquier ciudad importante en el mundo. Sin embargo es una de las regiones que se esta contaminando con mayor rapidez. Las corrientes oceánicas y de viento llevan a Groenlandia sustancia contaminantes producidas en otros países, como los Estados Unidos, en el mar estas sustancias contaminan al krill, un pequeño crustáceo “clave del ecosistema antártico”, el krill es luego consumido por otros animales como las focas y luego en la cadena están los habitantes de Groenlandia. Se ha notado un incremento del cáncer desde los últimos 10 años entre los habitantes de esta isla. La dieta de los groenlandeses ya no es tan saludable como solía ser. Así como esta historia hay miles en cada rincón del mundo.

Hace poco se realizo una cumbre en la ciudad de Copenhague, ciudad de Dinamarca, reinado al cual también pertenece Groenlandia. Para los fósiles capitalistas esta cumbre representa una amenaza al sistema de mercados mundial, incluso piensan que no hay suficientes pruebas para demostrar que la acción del hombre sobre la tierra es la causa del aumento en la temperatura terrestre; del otro lado para los ecologistas, para aquellos que cuestionan y para los que se oponen al sistema capitalista, la cumbre no responde a la altura del desastre. ¿se puede confiar en los poderosos en este momento? ¿aquellos que siempre nos han decepcionado? Si vamos a esperar que sean ellos los que salven el mundo, la firma de ese tratado es la condena a muerte para miles de especies animales,vegetales y humanos. OtraEZcuela no sabe por quein sentir mas lastima, por las víctimas de nuestro desastre ecológico o por los tontos que aun creen que los poderosos salvaran el planeta. En todo caso, nos despedimos deseando un feliz año nuevo, como van las cosas es uno de los últimos para la humanidad :)

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal