viernes, 28 de mayo de 2010

Amarillo


Por Spam

Gracias a Hakim Bey por la inspiración

“Todos ellos se abrazan luego de los debates. Detrás de cámaras, el festín está listo para ser repartido”.

Ellos seguirán apretándose sus corbatas, sonando sus copas en los cócteles. Serán maquillados, asesorados, vestidos, decorados. Hablarán de indicadores, de reducciones, de oportunidades. Harán sonar los himnos de la esperanza para que nadie escuche nada, para que nadie pida nada. Todos estarán con él o detrás de él: los amarillos, los rojos, los azules.  Seguirá el circo en el noticiero, en el Capitolio, en las últimas páginas de Cromos.

Firmará la muerte de los colombianos, bajará los pantalones y en cuatro dirá si a la ANDI, el GEA, el BID, el FMI, bailará con Shakira y cantará con Juanes. Gritará Viva la Democracia¡ en los cuarteles, en las salas de junta de las multinacionales, en las canchas de futbol el dia domingo. Deseará seguir. Dirá que cuatro años no son suficientes. Bancolombia crecerá cada vez más alto. Negociará con los ricos y abrazará a los pobres. Seguirá diciendo que la subversión es un delito. Utilizará grillos verdes, artistas verdes, milicos verdes, dólares verdes. Dirá: "Yo soy el cambio¡" 

Algunos seguiremos gritando en los suburbios proletarios. Nosotros seguiremos conspirando. Nuestra camiseta es blanca, pero debajo llevamos una negra. Volveremos a ser caníbales, comeremos de su carne, escribiremos graffitis con su sangre. “!Hitler ahora es un hippie¡” Nosotros, que ya perdimos los relojes, esperaremos. Pero será demasiado tarde para ellos. Todo estará rodeado por un ejercito de iletrados, de putas, de cartoneros, de muleros, de asesinos de poderosos. Uno a uno caerán. Gotas de sangre en las sillas presidenciales, en las butacas de los periodistas, en la boca de Claudia Gurissati.

Y titubeará aún más, sufrirá de hipos, gagueras, temblores, desmayos, mareos, convulsiones. El también será condenado. Todos entenderán que ha sido suficiente. Amigxs, el Estado no nos pertenece y nunca nos pertenecerá. Los hijos de los doscientos años de las promesas apuntaremos a la cara. Si no lo hacemos, moriremos de tristeza detrás de las computadoras, enfrente de los espejos, detrás de la línea amarilla. Seremos presos eternamente de las transiciones, del amor que nunca llegó, del costo de la leche. Los laboratorios crearán nuevos girasoles empaquetados.

PD. Ni por el putas votaré. Libera tu conciencia. A la mierda la esperanza vendida por Facebook. No dejes que tu vida se carcoma de aburrición. “O luchas, o callas y te sometes”. Gracias Hakim Bey. Gracias Massive Attack.

1 comentarios:

Blogger deotroslados ha dicho...

GRACIAS, EN TIEMPOS TURBIOS DE COLORES LLERLOS ES GRATO!!!

28 de mayo de 2010, 15:35  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal