jueves, 24 de junio de 2010

LA SOCIEDAD DE LA INFORMACION MAS DESINFORMADA

Nos han llegado muchos correos del exterior donde nos piden que hablemos de otros temas que no sean solo los asuntos de esta pobre locombia. Sua realidade é incompreensível, Sa réalité est incompréhensible, Yours reality is incomprehensible, Seine Wirklichkeit ist unverständlich, 彼の現実は理解できないです, La loro realtà è incomprensibile. "Su realidad es incomprensible" dicen los lectores extranjeros en diversas lenguas. Para gusto de ellos vamos asumir un tema que interesa y se discute en todo el globo, o el orbe como prefieren llamarlo los comentaristas de fútbol, nos referimos a la siempre bien ponderada Democracia.
Ya adelantamos el tema con el pequeño homenaje a la memoria de Saramago, seleccionamos un discurso y un texto donde el sabio escritor pone en tela de juicio a la intocable Democracia. Las elecciones nacionales dio pie a una cuestion mundial. Esperamos la participación de todos los lectores con sus comentarios.
Esta bien que en Colombia aun tenemos grandes limites para cobertura, herramientas y acceso de la población a las nuevas tecnologías (aun hay población sin acceso al agua, a la electricidad, a la educación, la salud, el empleo), no somos un país que ingrese en la prestigiosa liga de la información, pero gracias a la tremenda disparidad también tenemos conectada a gran parte de su población –continua creciendo- y una parte mas grande también es victima del bombardeo mediático en un país donde las noticias se reproducen como el pan y los peces en manos de cristo. En este panorama siempre es bueno repetir: más información para el público no significa público mejor informado. La información puede ser demasiada y causar el efecto contrario, además mucha de esa información esta manipulada en beneficio de algún grupo y por último hay que contar la información que no ha sido corroborada o que es completamente mentirosa.
Y toda esta cháchara de las TIC para qué, se dirán nuestros exigentes lectores. Nuestro colectivo se pregunta ¿con que información cuenta el ciudadano promedio que sale a votar? ¿Está lo suficiente informado para la participación democrática? ¿Esta sobreinfromado y confundido? Nosotros creemos que las mayorías en colombia no están bien informadas, ni buscan estarlo, o están desinformadas y con eso les basta. Tampoco venimos a decir que nosotros si estamos muy bien informados y nos la sabemos todas, no. No estamos buscando afirmar que el que no piense como nosotros esta mal, pare ahí. Para identificar esto es necesario discutir con algunas personas en cualquier parte, dialogar, preguntar a los amigos a desconocidos por igual; nuestra experiencia demuestra que la mayoría de los colombianos no pueden argumentar y esto de argumentar es clave. La objetividad, no importa de que lado estas o que estas defendiendo, pero debemos ser objetivos, argumentar con hechos y razones, postular lógicas universales no personales y estar dispuesto a cambiar de opinión, esto es aceptar que no poseemos la verdad y que nuestra verdad puede ampliarse.
No conocemos muchos colombianos que reúnan estas sencillas condiciones en la política, en su quehacer político diario; quizás en otros ámbitos si lo reúnen, buenos estudiantes y buenso trabajadores, pero no son políticos conscientes; esto nos lleva a decir de nuevo que las mayorías en colombia no son políticamente conscientes.
Preocupación, mucha preocupación genera que el poder ejecutivo lo elijan colombianos políticamente inconcientes y mal informados. Pero no solo genera preocupación, genera hambre, miseria, corrupción, violencia, mentira, indignidad. La única promesa que se cumple en Colombia es que todo seguirá igual.
¿de que sirve entonces la democracia si el ciudadano no es reciproco entre el derecho que tiene y la responsabilidad de su uso?
ESCUCHAD LA PARÁBOLA DEL BORRACHO
Un padre de familia recibel pago de quincena, el sale a gastarle en prostituas, licor y cigarrillos, no le queda ni para el bus.
-señor me lleva por la puerta de atrás ¡hipo!
Tambaleando alcanza a subir, los demás pasajeros temen que con tanto agitar el borracho regurgite su fiesta en el interior del bus. Llega en la noche a su casucha de cuatro palos, allí lo espera una de sus esposas con 4 hijos de los cuales 2 no son suyos pero el no sabe, todos dependen económicamente de él; allí están aguantando el hambre de pie, esperando que el pago de su padre alivie un poco sus necesidades.
Pues así es un ciudadano que vota sin estar informado adecuadamente, sin preocuparle estarlo. El país hambriento y necesitado le mira la borrachera politiquera que tiene el ciudadano en temporada electorera pero al irresponsable le importa un carajo: ya me gaste el votico en lo que yo quiero, en lo que me hace feliz en el instante.
la democracia es inmensamente valiosa, los colombianos no saben cuidar algo tan preciado, colombia no debería elegir hasta que construyan una verdadera ciudadanía fortalecida en el reconocimiento como sociedad civil.

Etiquetas: , , ,

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

ETIQUETA
Hola, te sugiero no etiquetar tu diátriba chibchombiana como un post referido a la sociedad de la información, pues lectores como yo, o como usted, colombiano promedio, vive, o mejor, S-O-B-R-E-V-I-V-E, en la sociedad de la desinformación: Colombia, democracia, derechos humanos, libertades políticas, libertad de expresión.

4 de agosto de 2015, 8:21  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal