domingo, 24 de julio de 2011

CARTA A UN CONGRESISTA

Aprovechando la papaya que nos sirvió el periodista Daniel Coronel en su columna "Un congresista a sueldo" decidimos enviar una humilde carta al congresista en cuestión. Pocas veces tenemos al alcance la dirección del correo personal de un funcionario de semejante talante. Aproveche usted también la oportunidad de llenar la bandeja de entrada de un honorable congresista de la república colombiana, escriba su opinión; mientras tanto, esperamos les guste la nuestra expresada al congresista Holger Diaz H. miembro del partido PIN de Locombia.

OtraEZcuela decidió escribir una carta que bien podría dirigirse a casi todos los funcionarios públicos del país; dice asi:

"Creemos que no es necesario saludarlo por que el sector salud en colombia ya le ha dado demasiado.

Permitanos presentarnos, OtraEZcuela es un pequeño colectivo de ciudadanos que se niegan de manera contumaz a dejarse aislar de la política, objetivo de muchos poderosos en nuestro país y en casi todo el mundo. Le escribimos aprovechando que su correo personal se hizo publico en un importante producto de comunicación nacional, admitimos con cierto gozo infantil que pocas veces tenemos oportunidad de utilizar un canal directo con gente como usted, gente de leyes en los mas altos rangos de nuestra aporreada patria. Pese a nuestra humilde condición nosotros creemos que los ciudadanos somos los jefes de todos los funcionarios públicos que elegimos a través de las urnas, entre esos esta usted. Somos conscientes que usted representa a un sector diferente del nuestro y por tal razón es obvio que no le elegimos, no fue gracias a nosotros que usted se instalo en ese escalón del poder que usted ocupa ahora; también somos conscientes que el voto es secreto pero preferimos ahorrarnos ese derecho antes que darle oportunidad a la ignominiosa duda.

En OtraEZcuela siempre hemos visto con curiosidad el asunto de la representatividad, es una de las características mas importantes y bellas de la democracia así como en muchos momentos también es una de sus mayores debilidades, a lo mejor usted si representa adecuadamente el interés de sus votantes; no al voto por persona sino al voto de maquina, el voto artificial, prefabricado; pero, personifique o no personifique los intereses de sus representados, la labor de la que a usted se le acusa va en contra de los intereses generales de pueblo colombiano. ¿Ya entiende nuestra preocupación? Sí, nosotros sabemos que a veces el pueblo no actúa en su papel de jefe como debería hacerlo, por eso es que ustedes se nos salen de las manos, también se explica por que muchos de ustedes no son buenos empleados y una vez les prestamos el poder lo utilizan contra nosotros; así que la gente se cansa y va por ahí renegando de ustedes todo el tiempo afirmando que los políticos son unos hijueputas; fíjese el tono que utiliza la gente común, el vulgo, usted nos entiende, nosotros también pertenecemos a este tipo de gente; pero a pesar que somos gente ordinaria nosotros no los calificamos de esa manera, no faltaba mas, nosotros creemos que usted no es político, usted y los que son como usted no saben que es la política y nos quieren hacer creer que ese teatro de mafias es la única y verdadera política.
Referente a su acusación, nosotros esperamos que le hagan un juicio legitimo cumpliendo con el debido proceso que usted y todo colombiano se merece, y se merece precisamente gracias a que otros en su lugar y en el transcurso de la historia de este país han realizado un buen trabajo legislativo; la decíamos que si usted llega a ser culpable de algo y recibe alguna condena le podríamos recomendar algunos buenos libros para que lea en su tiempo libre, pues creemos que aun no es tarde para que aprenda que es la política.

Señor Holger, no se tome esta misiva muy personal, nosotros quisiéramos enviar este correo con copia a muchos funcionarios públicos del país; mire el lado positivo de esto, usted es de los pocos “políticos” que tienen el honor de entablar un dialogo directo con los ciudadanos simples de esta tierra de locos.

Gracias por su tiempo y su atención, me despido pararrimando al Maestro Sho Hai, a usted y todos los de su clase les deseamos que sufráis lo máximo antes de dejar el mundo."

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal