jueves, 22 de septiembre de 2011

SI NO SABE, NO VOTE


Se huele el pegamento de los afiches baratos, se ve el mal gusto de la publicidad política, se escuchan las promesas disney en los discursos. Todos nuestros sentidos están estimulados por esta maravillosa época ¡qué maravilla! días de campaña politiquera.

Vote aquí, vote acá, vote acullá, en conclusión VOTE. Parece que no importa por quien lo importante es votar. Pero no dicen por que hay que hacerlo. ¡Por la democracia! si eso dicen que por la democracia, la misma que tenemos hace cien años, de que nos ha servido esa democracia ¿votar por eso?

Tengo recuerdos de un grupo de raperos en estados unidos durante la campaña presidencial entre al gore y jorgito bush,  estos raperos se exponían como divas ante las cámaras usando una camiseta que decía Vote or die. El rap había pasado de la consigna Fight the power a Vote or die. Pues claro, un grupito liderado por P Diddy o Puff Daddy o como sea que se llame hoy el inconfundible rapero pop star, vendiendo al sistema su supuesta furia y rebeldía callejera.

Votar se esta convirtiendo en una obligación, la están convirtiendo ellos ¿Quienes? los que participan del sistema por que quieren legitimarlo, ignorar sus fallas, ignorar a los que no votan, advertirles a los abstencionistas que ellos/as no cuentan para el país a menos que participen de los comicios.

En argentina es obligatorio votar en un esperpento que llamaron elecciones primarias abiertas simultáneas y obligatorias. Al respecto un periodista austral escribe <…aunque sean mancos, aunque sean anarquistas, aunque tengan previsto el fin del mundo para antes de esa fecha, a acarrearse a sí mismos hasta los centros de votación para escoger candidatos a la presidencia de la república. En suma, no se puede no votar.> * 

¿De qué sirve un derecho convertido en deber? Una de las delicias de la democracia es la representatividad; no hay gusto como ir a rayarle la cara al candidato que te representa, a la idea que sostiene tus esperanzas, al proyecto de nación de tus sueños. Y todo esto se viene al carajo cuando te obligan votar. A esto sumarle el tradicional mercado de votos, la maquinaria que produce electores como salchichas.
Todo conspira para que todos votemos, números, cantidades, cifras es lo que el poder desea. Al diablo con las ideas. ¡no sea iluso!
Ante este obscuro panorama democrático nosotros elevamos el grito por nuestro derecho a no votar. Así que este mensaje de Otraezcuela va para los electores incautos, para el ciudadano vendido y para las futuras víctimas de la ley que nos obligará a votar. Si no sabe no vote, no elija a nadie si no se siente capacitado, no opine si no sabe de que se trata el asunto, engañe al que lo quiere engañar (si le van a pagar diga que si, acepte la platica y vote por lo que quiera o anule el voto, finalmente nadie puede demostrar por quien voto usted.)

Votar sin conciencia solo alimenta la realidad que detestamos, incluso hay quienes opinan que no hay mayor conciencia que no votar. El voto obligado, ya sea por la propaganda, por amenaza violenta o por ley, es un intento por cerrar toda alternativa de poder para la gente dejando las elecciones como la única posibilidad, y esto casi siempre es lo mismo que dirigirnos a un callejón sin salida.



*Christian Ferrer, La política sin limites, Le Monde Diplomatique edición cono sur septiembre 2011




P. Diddy ridiculizado -aún mas de lo que ya se hizo a si mismo- en
la serie animada South Park

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal